Un peligroso etarra que acaba de salir de prisión es ahora un experto fiscalista en el gobierno de Guipúzcoa