Durante 36 días Sánchez mintió a todos en entrevistas, en el parlamento… sabiendo ya la imputación de su mujer