Junqueres a diferencia de Aragonès se queda para seguir engañando