Cataluña sigue líder en criminalidad y el 78% de los delitos los cometen extranjeros