Ningún abogado quiere llevar la demanda contra Begoña Gómez por miedo a represalias