Han pasado dos años desde que Marruecos espió el teléfono de Pedro Sánchez… Y así nos ha ido.