El ex marido de Norma Duval cobrará 96 millones de euros del Gobierno Balear por un atropello del Gobierno contra él hace 16 años.