Marlaska se gastó 600.000€ en un test COVID fake, que le vendió el ginecólogo de la esposa de Koldo.