Si Pedro Sánchez no tuviera nada que esconder saldría a dar explicaciones