Barcelona aumenta un 43% la delincuencia, tremendo.