Es vomitivo que el PSOE niegue un minuto de silencio en Cataluña para los agentes asesinados.