El ministerio de exteriores se gasta casi 700.000€ en catering, algunos vinos cuestan 150€ la botella