Rusia aprueba una ley para confiscar bienes a quien critique al ejército o la guerra contra Ucrania.