Ya todo Europa conoce a quién defiende el PSOE: ¡A delincuentes!