La deuda pública sigue creciendo 145.000€ cada minuto. 200 millones de euros al día. ¡Qué ruina!