Sánchez tiene una asesora de imagen que nos cuesta más de 54.000 euros al año. Ya lo pueden dejar guapo ya.