El gobierno niega a pacientes un fármaco contra el cáncer porque es caro